UN POCO DE TODO PARA IR DEFINIENDO UN ESTILO

"Aquí está tu sitio"

pues espérame... sentadx.

"La cama y la silla"

PRESENTACIÓN

A veces lo más obvio lo tienes delante, lo ves todos los días y no te paras a mirarlo con detenimiento. Eso es lo que me ha pasado este mes pensando qué obra podría presentaros para que pudieráis seguir conociendo mi trabajo, y a mí, un poquito más.

Con lo de tenerlo delante me refiero a que la obra de este mes es un díptico que tengo colgado en el pasillo principal de mi casa. Realizado en las Navidades del 2008.

Creo que esta es una de las pinturas que más me retratan (aunque yo casi siempre uso la abstracción y las metáforas visuales y no sea muy obvio el "parecido"... ).

Se trata de una pintura en dos piezas, de tamaño mediano (40 x 30 cm cada una) enmarcadas en blanco y con una composición que se "divide" entre las dos.

Están realizadas con pintura acrílica y otros materiales sobre cartón-tabla.

Aunque son muy sencillas en aparariencia, reflejan muchos matices: Los blancos y sus texturas como la serenidad y calma atravesada por una potente y vibrante franja naranja. Esas primeras espirales (las que dibujo ahora son muy diferentes), en cinta encolada de color blanco, que estaban aún enmarañadas buscando un camino más calmado a las emociones. También poseen algo de simbolismo y rebeldía, con esa silla y el texto de “Aquí está tu sitio", que realmente quiere decir: "pues espérame aquí sentadx no pienses que voy a hacer lo que se espera de mí".

También habla de esas cicatrices del pasado que todos tenemos, recientes o no y de una conversación que hace muchos años tuve sobre  si las cicatrices podían ser hermosas o no .

Bueno, podría continuar desvelando detalles, pero creo que perdería su magia, porque creo que cada espectador debe poder disfrutar de estas cosas en base también a sus experiencias propias.

INSPIRACIÓN y CURIOSIDADES


Tengo un vivo recuerdo de cómo y dónde realicé estas pinturas, pese al tiempo que ha pasado ya. Eran las navidades de 2008. Por entonces yo vívía y trabajaba en Madrid pero, cuando regresaba a Burgos a visitar a mi familia me quedaba en casa de mis padres en una habitación de las que antes se llamaban "salita".


En ese espacio, rodeada de la misma decoración de hace 20 años, recuerdo que llevé conmigo mi caja de pinturas y unas tablillas ya preparadas recién compradas. Por aquella época siempre viajaba cargada con mis cosas de pintar por si encontraba un rato libre...


Recuerdo clarísimamente una noche de esas Navidades, buscar en mi cabeza algo estético que rompiera con lo que solía pintar y representar, y es que muchas veces hacía encargos de cuadros que solían ser realistas, o de un tema que yo no había decidido realmente y notaba que chocaban con mi estilo natural, aún por definir.


Enseguida tuve claro, que los blancos decían para mí mucho más de lo que pensaba, dejarlos sin tapar, superponer otros tonos también claros, aprovechar la densidad y textura  de la carga de la pintura, y sobre todo mezclarla con otros elementos que había ido guardando porque me encantaban su forma o textura... En este caso añadí una cinta blanca de la antigua marca Letraset y unas letras también transferibles que empecé a usar en el colegio para presentar mis trabajos escolares bien "maquetados" cuando nadie tenía ordenares en las casas.

Pero lo que más marcó el proceso del cuadro fue un tubo de pintura acrílica de color naranja, que para mí tenía una potencia brutal y con el que me identificaba (aunque siga sin saber explicarlo, yo identifico los colores con cosas, personas, días de la semana, lugares... por eso no necesito representarlos con figuras, me basta "su" color, pero ya hablaremos de esto en otra ocasión).

Esa banda de acrílico naranja aplicada con espátula en un solo gesto, para mí lo es todo en ese cuadro. Lo demás son detalles simbólicos que en aquellas navidades del 2008 rondaban por mi cabeza y que complementan el comienzo de un estillo más marcado por el color, pocos elementos en mis cuadros, textos,  y dibujos rápidos y expresivos.

© Todos los derechos reservados. Esta publicación y sus imágenes están protegida por las leyes de copyright y tratados internacionales.